El Blog

Aumenta tus ventas con IA Conversacional

Culpable... Marta Lobo

A estas alturas, suponemos que ya sabes que Chat GPT no está sola en el amplio océano de las herramientas de IA Conversacional, ¿verdad?

De hecho, herramientas de IA hay para todos los gustos y, cada vez más, diseñadas específicamente para objetivos más concretos.

Así que, en este post, vamos a concretar nosotros también. Y como una de las principales metas de cualquier negocio es aumentar sus ventas, pasamos a contarte cómo conseguirlo a través de la IA Conversacional. Porque… ¿No serás de los que sigue pensando en hacerlo recorriendo polígonos industriales o repartiendo folletos buzón a buzón?

¿Qué es la IA conversacional? 

Empezamos por el principio, que siempre es la mejor la manera de empezar…

¿A qué nos referimos cuando hablamos de IA Conversacional?

A todos esos sistemas de Inteligencia Artificial diseñados para ser capaces de mantener conversaciones naturales y productivas con seres humanos. El principal objetivo en el desarrollo de estas herramientas de IA es conseguir que entiendan el lenguaje humano, que procesen la información proporcionada por los usuarios y que ofrezcan respuestas significativas, relevantes, basadas en contexto y con valor real. 

Vamos, todo un “boom” en lo que se refiere a mejorar la atención al cliente con IA, aumentar la productividad y, por ende, impulsar las ventas.

Por ejemplo, ¿sabes cómo un chatbot puede transformar tu empresa? Estos asistentes virtuales inteligentes suponen un antes y un después en la atención al cliente. Son herramientas de IA Conversacional, con disponibilidad 24/7, que proporcionan a los clientes respuestas precisas y recomendaciones personalizadas facilitándoles la toma de decisión de compra y guiándoles en el proceso. Y ahí no acaba su misión. El seguimiento postventa también corre por su cuenta.

Así que, sí, la IA Conversacional puede ayudarte a atraer y fidelizar clientes. Y a unas cuantas cosas más… ¿Vemos todos sus beneficios?

Beneficios de la IA Conversacional para los negocios


Pues lo dicho, sin más dilación, pasamos a ver las “cosas que molan” de incluir IA Conversacional en tu estrategia digital:

 

Personalización: Como la IA conversacional tienen entre sus bondades la capacidad de recopilar y analizar datos de la interacción con los clientes, puede ofrecer experiencias personalizadas casi al detalle. Basándose en datos como el historial de compras, conversaciones anteriores, las preferencias o el comportamiento de los usuarios adapta las respuestas y recomendaciones a la persona con la que esté tratando. Es decir, que llega a tener un conocimiento real de los intereses de los usuarios, pudiendo así ofrecerles productos o servicios específicos que sean propensos a ser adquiridos por cada uno de ellos.

Fidelización: La IA conversacional puede mantener un contacto constante con los clientes, asistiendo y resolviendo problemas, a la par que recopila datos. ¿Qué se fomenta con esto? Que se sientan atendidos y valorados. Que se sientan a gusto comprando en tu negocio. Que sientan apego por la marca…  Y todos estos sentimientos derivan en aumento de la compra media por cliente y en recomendaciones a tu favor.

Aumento en ventas: Como ya has visto, son varias las maneras en que la IA Conversacional puede contribuir a aumentar la conversión y el valor de compra. Utilizando estas herramientas de inteligencia artificial para mejorar la experiencia del cliente, se garantiza que cada interacción se base en datos recogidos previamente, lo que asegura una atención personalizada. Y sí, mimar al cliente (y que perciba que así es) es básico para aumentar las ventas.

Reducción de costes: La automatización de tareas de atención al cliente a través de la IA Conversacional puede reducir significativamente los costes operativos de una empresa. Su capacidad para manejar grandes volúmenes de datos, para responder a los clientes de manera inmediata y precisa (sea el día que sea y la hora que sea), y para realizar tareas repetitivas, reduce considerablemente los gastos asociados a contratación de personal extra o a recursos. 

Productividad: Las herramientas de IA Conversacional ayudan a mejorar la productividad desde el minuto uno, puesto que libera a los miembros del equipo para que puedan abordar tareas complejas y dejar para la IA aquellas repetitivas y, ¿por qué no decirlo?, aburridas.


El entorno digital es cada vez más exigente. Lo sabes tú, lo sabemos nosotros y, seguramente lo sepa un niño de primaria. Si quieres seguir siendo competitiv@, es hora de abrir la puerta a la IA Conversacional. 

Desafíos de la IA Conversacional para los negocios

Como en los caminos de rosas también hay espinas, y es recomendable cuidarse de ellas, vamos a contarte también qué retos o desafíos supone la implementación de cero de herramientas de IA Conversacional.

Inversión inicial: La adquisición e implementación de tecnología de IA Conversacional tiene un coste de inicio que no se puede obviar. Nos referimos a la inversión en software, hardware, formación del equipo y, si fuera necesario, contratación de especialistas en IA para desarrollar y personalizar los sistemas. 

Esta inversión, sobre todo para la pequeña y mediana empresa, puede suponer un esfuerzo económico extra. Sin embargo, no tarda mucho en ser recompensando con creces. Merece la pena.

Integración con sistemas existentes: Integrar la IA conversacional con los sistemas de gestión empresarial, bases de datos y otros sistemas existentes puede llegar a ser complicado. Pero es importante asegurar una interoperabilidad eficiente, aunque este desafío técnico y pueda requerir una inversión adicional.

Datos de entrenamiento: La calidad de la IA conversacional depende en gran medida de los datos con los que es entrenada. Obtener y mantener un conjunto de datos de entrenamiento de alta calidad requiere de un trabajo intenso y ajustado a objetivos, puesto que debe ser diverso y representativo de los diferentes tipos de interacciones que los usuarios tendrán con el sistema.

Seguridad y privacidad: El uso de IA conversacional puede implicar el procesamiento de datos confidenciales de los clientes. En este punto, no pierdas de vista la Ley de Privacidad ePrivacy. Garantizar la seguridad y privacidad de estos datos es esencial para cumplir con las regulaciones y mantener la confianza de los clientes.

Evaluación y métricas de rendimiento: El juego no consiste en sacar al pajarito de la jaula y dejarlo volar libre. Para asegurarte de que cumples los objetivos que te has propuesto, es necesario establecer métricas claras para evaluar el rendimiento de la IA conversacional y medir su impacto en dichos objetivos. Tendrás que determinar qué métricas son las más relevantes y cómo medirlas de manera efectiva para hacer los ajustes necesarios. Y sí, esto requerirá tiempo y formación. Pero también merecerá la pena de cara a resultados.


¿Todo listo para limar esas pequeñas espinas y dejar la IA Conversacional te ayude a incrementar tus ventas? Entonces, es el momento de ver cómo implementarla en tu negocio, paso a paso.

10 pasos para implementar IA Conversacional en un negocio 

implementar IA conversacional

La implementación de la IA conversacional en un negocio es un proceso que requiere planificación y el seguimiento de ciertos pasos estratégicos. Como casi todo, a fin de cuentas, ¿no crees? 

Así que, vamos a conocer esos pasos… ¡Hora de empezar a caminar!

 

  1. Conocer a tu buyer persona: Antes de implementar la IA conversacional, es fundamental que tengas claro, cristalino como el agua del Pacífico, quiénes son tus clientes ideales. Vamos, que tienes que definir a tu buyer persona al detalle, incluyendo datos como información demográfica, necesidades, problemas, preferencias o su ascendente zodiacal (vale, esto último quizás no haga falta…).

    Tienes que conocer bien a tu audiencia. Solo así podrás personalizar las interacciones de la IA Conversacional para satisfacer sus necesidades específicas y ofrecerles una experiencia de usuario única.


  2. Investigar las palabras clave: Realiza una investigación exhaustiva de palabras clave para comprender cómo tu público objetivo encuentra tu sitio web y cuáles son sus intereses. Utiliza herramientas de análisis de keywords para identificar las palabras y frases que generan tráfico a tu sitio, como Google Search Console. Podrás encontrar oportunidades no cubiertas, a la vez que optimizar el contenido de la IA Conversacional para abordar las preguntas y necesidades más comunes de los visitantes de tu web.


  3. Seleccionar la plataforma de IA Conversacional: Elige una plataforma o herramienta de IA conversacional que se adapte a tus necesidades y recursos. Puedes optar por soluciones preconfiguradas o desarrollar una personalizada, dependiendo de tus objetivos y…claro, de tu presupuesto.


  4. Definir objetivos claros: ¿Qué necesitas que la IA Conversacional haga por tu empresa? Solo estableciendo metas claras podrás medir el éxito de la implementación y conseguir así llegar a alcanzarlas. 


  5. Diseñar la experiencia del usuario (UX): Crea un flujo de conversación coherente y que genere buen rollo a los usuarios. Ya conoces a tu buyer persona y sabes cómo hacerlo. Asegúrate de que la IA Conversacional pueda proporcionar respuestas a preguntas frecuentes y no tan frecuentes, además de guiar a los usuarios hacia sus/tus objetivos, como la compra de productos o la obtención de información.


  6. Entrenamiento de la IA: ¡Dale de comer a la IA! Aliméntala con datos de entrenamiento de alta calidad, como ejemplos de conversaciones y posibles respuestas. Utiliza técnicas de aprendizaje automático para que la IA pueda comprender y responder a tus clientes de la mejor manera posible.


  7. Integración: Para que todo fluya y no haya ninguna fisura en el cauce, asegúrate de que la IA Conversacional esté integrada con tus sistemas CRM, bases de datos y plataformas de comercio electrónico.


  8. Pruebas y ajustes: Ponla a prueba. No te cortes…Es la única forma de identificar posibles problemas y áreas de mejora. Después, ajusta tu IA Conversacional según los resultados de las pruebas para optimizar su rendimiento.


  9. Lanzamiento y monitoreo: El público está impaciente… ¡Llegó la hora de salir a escena! Deja que tu IA Conversacional vea la luz en tu web o APP y comienza a recopilar datos en tiempo real. Monitorea su rendimiento y realiza ajustes continuos teniendo en cuenta el feedback de los usuarios y las métricas clave.


  10. Evaluación y mejora continua: ¿Recuerdas la evaluación continua del instituto? Pues eso. No esperes a jugártela en los finales. Evalúa de forma regular el impacto de la IA Conversacional en tus objetivos comerciales. Con los datos que extraigas, haz los ajustes y mejoras que sean oportunos para asegurarte de que la IA siga siendo efectiva a medida que evolucionan las necesidades tanto de tus clientes, como de tu negocio.

 

Si a todo lo que se has leído en este post, le sumas un enfoque centrado en el cliente y visión a futuro, ya tienes todos los ingredientes. Solo te falta poner en marcha el horno. 

¿Quieres una ayudita con eso? ¡Por aquí nos tienes!

¿Hablamos?

Tags: transformacion digital, aumentar clientes, Inteligencia Artificial